“Hay que seguir en la lucha feminista que, desde mi punto de vista no es violenta, pero sí firme, no callar”.

Programa: Tiempo Real / Raya con Daya

Emisión: FB @TiempoRealEC  

Entrevistadora: Dayana León

Panel: María Sara Jijón, Silvia Buendía y Diana Jaramillo

Frases destacadas:

“Soy quiteña, mamá, cabeza de hogar, actora política. Siempre he tenido el bichito de la política. Desde los 12 ya era Borjista y a los 17 ya me reconocí como socialdemócrata. Desde entonces he sido simpatizante primero y luego ya militante de la Izquierda Democrática. He venido haciendo muchas cosas en la vida. Soy una persona muy curiosa, no puedo estar tranquila”.

“Después de varios estudios, terminé haciendo estudios de género porque tenía estas preocupaciones por el tema de mujeres y el rol de las mujeres, pero sentía que me faltaban herramientas y conocimientos. Estudié derecho, tenía las herramientas jurídicas, pero me faltaban las herramientas de estudio de género, entonces estudié un diplomado en género y economía. Mi entrada a los temas de género, más allá de los temas de derechos, eran por la parte económica. No soy la jurista típica que le tiene miedo a los número, todo lo contrario, me encantan. Hice mi maestría en Derecho Tributario y Administración Fiscal y durante muchos años  trabajé en banca finanzas y mercado de valores. Eso ero lo que yo hacía desde el punto de vista profesional, pero siempre tenía el bichito social”.

“Soy cofundadora, con otras mujeres maravillosas, de la Red Mujer Emprendedora Ecuador, que brinda apoyo a mujeres emprendedoras en tres ámbitos: 1. El conocimiento, las herramientas y las destrezas que requieren para gestionar sus negocios.  2) El networking, los contactos para beneficio de sus negocios y 3) El acompañamiento a mujeres y emprendimientos, pues en esta sociedad patriarcal que vivimos , con estos roles que nos asignan desde el vientre prácticamente, con estas miradas y dinámicas ya determinadas y creciendo de esta manera, no es fácil ir despertando”. 

“En la Red Mujer Emprendedora Ecuador nos acompañamos mutuamente, nos apoyamos, nos ilustramos , nos nutrimos desde lo profesional y lo humano. Eso hace la diferencia de lo que podemos hacer las mujeres, apoyarnos en el concepto de sororidad”.

“Ahora, en muchos encuentros yo digo que nos han vendido el cuento de que ´la primera enemiga de una mujer es otra mujer. No nos traguemos ese cuento, hay que darle la vuelta a ese cuento. Podemos ser diferentes y aunque estemos en lugares distintos y tengamos miradas distintas, podemos aprender a convivir en el disenso. Disentir no es malo, es parte del crecimiento, de la democracia, tenemos que aprender a respetarnos desde esas diferencias y poder crecer”.

“Vivimos en una sociedad patriarcal, que es un sistema que tiene todo funcional para seguir siendo así. Significa que el tema de los partidos políticos no difiere del resto de la sociedad. Los partidos y movimientos políticos son  espacios que ya deberían ser democráticos, pero que sabemos que en muchos casos no lo son. Siguen existiendo estos patriarcas, caudillos y a veces `caudillas´, que siguen siendo patriarcales”.

“Como el patriarcado es un sistema, todas y todos somos parte, inclusive aquellas de nosotras que hemos despertado y que luchamos contra el sistema. Hay que empezar por asumirlo y aceptar que existe y luego empezar a salirnos de él y romper los paradigmas propios del sistema. Vamos educándonos, apoyándonos en las otras mujeres y también con algunos hombres que nos acompañan. Como dice Isabel Allende, son miles de millones de mujeres despertando y muchos hombres que nos acompañan, ella afirmaba que esos hombres son los hijos y nietos que acompañan”.

“Estamos cumpliendo 20 años de la Ley de Cuotas. Vale la pena resaltar que hay mujeres que nos han antecedido y han hecho un gran trabajo, pero nos corresponde ahora a nosotras, que ya somos más y que tenemos esa conciencia ir trabajando el cambio, porque efectivamente los partidos son patriarcales todavía”.

“La ID se autodefine como un partido feminista. Existe un documento producido por las mujeres del partido y algunos hombres también, luego de varios talleres impulsados por el Instituto Manuel Córdova Galarza. Tenemos este documento sobre la igualdad de género al interior del partido y hacia afuera. Las cosas que desde nuestros planes de gobierno vamos a impulsar”. 

“Tenemos que trabajar mucho las mujeres para elevar los niveles de conciencia de las mismas mujeres, de nuestras mismas compañeras, para que en sororidad, con esa fuerza que tenemos las mujeres cuando vamos juntas, podamos luchar”. 

“Hay que saber qué es esto del feminismo que tanto escozor causa. El feminismo, en simple, no es más que el movimiento que lucha por la igualdad de derechos y oportunidades de las mujeres. Esa lucha se puede dar de distintas maneras y  desde distintos andariveles y estilos. Todos los estilos son necesarios. Los grupos de mujeres, por más provocadoras que sean, jamás van a caer en el asesinato. Mientras que el patriarcado es violento y es asesino, eso no lo podemos olvidar”. 

“Me encantan estos nuevos movimientos de `No Callamos Más´ y que promueven alzar la voz, porque a mí , nadie me calla. En algunos momentos del gobierno anterior, por decir lo que pensaba, me acusaron de traidora, me amenazaron con lanzarme piedras, no es fácil. En el caso de las mujeres es increíble la  agresividad en redes sociales. Me dio temor, pero no me callé. Hay que superar el miedo con la sororidad. Si estamos juntas, lo podemos lograr”.

“Hay que seguir en la lucha feminista que, desde mi punto de vista no es violenta, pero sí firme, y debe ser firme y decir las cosas como son, no callar”.

“Es todo un cambio de mentalidad. La violencia debemos irla cambiando y hay que iniciar por el lenguaje. El pensamiento decide qué decimos y cómo actuamos. Para ir eliminando la violencia estructural, tenemos que dejar los pensamientos violentos.

Aprendamos a convivir en el disenso, resolver los conflictos de manera amigable y no a patadas. Invito a que hombres y mujeres en política, a que no utilicemos la descalificación y los insultos, sino  que trabajemos con propuestas que respondan a los intereses de la sociedad”.

Silvia Buendía, abogada, defensora de DDHH, activista en integrante de la Comisión Nacional Anticorrupción- núcleo Guayas.

“Las mujeres somos parte de una sociedad machista. El machismo es una visión de la vida que nos ha llegado a  través de la religión y las costumbres. Venimos de una sociedad en que no tenemos más de 100 años estudiando o votando.  Viendo hacia atrás te das cuenta que las cosas han cambiado mucho”.

“En los 90´s,  la representación de la mujeres en la política, en el Congreso, era del 3%.

Hoy tenemos 37% de representación. Hemos avanzado mucho, hemos conseguido victorias enormes. La fuerza de las mujeres es cada vez más evidente, estoy satisfecha y esperanzada”.

“Los ataques y la violencia en redes están directamente apuntados a callar a las mujeres. Siempre se nos está criticando y latigueando por nuestra moral sexual y aspecto físico. (Eres puta, fea o vieja). Nunca es sobre nuestro trabajo, profesión o habilidades. Esta violencia está exacerbada por un discurso y una conducta matonil y delincuencial”.

“Las mujeres tenemos que ser muy estudiosas de las reformas, de las políticas publicas relacionadas con los temas que nos conciernen y nos convocan, es necesario que se hable de la violencia política contra las mujeres, que busca callarnos y evitar que participemos en la vida pública”.

“Las mujeres en política tenemos que conseguir las cosas mediante la estrategia. 

Como mujeres organizadas, inteligenciadas. El poder nos lo da la información. No es pedir por pedir. La política es el arte de lo posible”.

Diana Jaramillo, Candidata a Asambleísta en el Distrito Centro Sur – Pichincha por el Partido Avanza

“Tenemos la responsabilidad social de hacer cosas diferentes, ser ejemplo. El espacio de la mujer tiene que ser reconocido. Tenemos aptitudes y actitudes necesarias para el funcionamiento estructural. No estamos siendo visibilizadas como debemos”.

“Hay que trabajar en la educación para cambiar la mentalidad patriarcal”.

Dayana León,  al cierre hace referencia al fragmento de  un escrito de Florence Thomas, feminista franco-colombiana, para resumir lo abordado:

“Nunca he declarado la guerra a los hombres; no declaro la guerra a nadie, cambio la vida: soy feminista.

Nunca he declarado la guerra a los hombres; no declaro la guerra a nadie, cambio la vida: soy feminista. No soy ni amargada ni insatisfecha: me gusta el humor, la risa, pero sé también compartir los duelos de las miles de mujeres víctimas de violencia: soy feminista.

No soy pro-abortista, soy pro-opción porque conozco a las mujeres y creo en su enorme responsabilidad: soy feminista. No soy lesbiana, y si lo fuera ¿cuál sería el problema? Soy feminista.

Soy feminista porque no quiero morir indignada. Soy feminista y defenderé hasta donde puedo hacerlo a las mujeres, a su derecho a una vida libre de violencias”.

Mira la entrevista completa, aquí:

https://www.facebook.com/EnTiempoRealEC/videos/127067475625126

Comparte en tus redes sociales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *