«Ecuador necesita un Plan Decenal de Salud, necesita políticas de Estado y no de gobierno y peor de ministro».

El Diálogo por la Salud es una iniciativa de las organizaciones adherentes al Acuerdo Nacional por la Salud “Del Dicho al Derecho” que buscan promover el debate y la reflexión sobre el tema de la salud en el Ecuador. La conducción del mismo estuvo a cargo de Wilson Noboa y contó con la presencia de 6 candidatas y candidatos a la Vicepresidencia.

Como antedecente a este diálogo con los candidatos, el texto del Acuerdo Nacional por la Salud “Del Dicho al Derecho” fue entregado a los binomios candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia, considerando la relevancia de los actores políticos en la construcción de un Sistema Nacional de Salud de calidad.

En el caso del binomio Hervas- Jijón, el Acuerdo Nacional por la Salud, fue recibido el 4 de diciembre de 2020, en la sede la de Izquierda Democrática,  de manos del Dr. Fernando Sacoto, reiterando el compromiso de Xavier Hervas y María Sara Jijón con la construcción de un Sistema Nacional de Salud, que contribuya a mejorar la salud en Ecuador, de manera integral e integrada, pensando en el largo plazo.

En este contexto, María Sara Jijón, candidata a la Vicepresidencia, aceptó ser parte del Diálogo por la Salud, para analizar profundamente las problemáticas que afronta el país, con miras a ofrecer soluciones de fondo, que permitan al Ecuador dar pasos importantes en este ámbito, más aún frente a los graves desafíos a los que nos ha enfrentado la pandemia.

“Como partido Izquierda Democrática, nosotros basamos todas nuestras propuestas en la justicia social fundada en los derechos humanos y los derechos de la naturaleza. Consideramos que  la salud es prioridad absoluta, la salud y la vida de los ecuatorianos” resaltó María Sara al iniciar su intervención.

«Debemos trabajar por lograr un sistema integral e integrado de salud pública universal y gratuita. El Estado debe asegurar eso» reiteró. Luego se refirió a ¿cómo hacerlo? «Obviamente haciendo que todos los centros, subcentros y hospitales que forman parte del sistema de salud pública estén integrados de manera coordinada con todos los otros subsistemas: IESS, ISSFA, ISPOL y también con el sistema de salud privada” dijo.

María Sara hizo énfasis en que «la pandemia ha evidenciado las graves deficiencias del sistema de salud como tal, pero también las grandes inequidades que existen actualmente en el Ecuador. Parecería ser que, en vez de ser un derecho, la salud se convierte en un privilegio. Esto no puede seguir así. No podemos permitir que la gente haga negocio de la salud».

En cuanto a su visión en relación con las reformas que requiere el sistema de salud, destacó lo siguiente: “Es fundamental fortalecer el sistema primario de atención, que debe ser fuerte y efectivo. Esto permitirá descongestionar los hospitales, porque la gente irá a los centros y subcentros de salud, pero también habrá un cambio total hacia un modelo de gestión comunitario».

Agregó además que «el hecho de fortalecer el  sistema de salud primaria permitirá una utilización más eficiente y efectiva de los recursos sanitarios».

«El modelo de gestión que convierte a la comunidad en un agente de salud, permitirá también una atención más humana, más cercana donde la ciudadanía organizada en brigadas, pueden enfocarse en los temas de promoción y prevención, y, en los centros y subcentros de salud, se concentren en la atención» señaló María Sara.  

Explicó también que «estas brigadas comunitarias, que ya han funcionado en casos como la alianza entre los municipios y el MSP para la atención del COVID-19, pueden funcionar en muchos otros ámbitos, «como por ejemplo el tema de la nutrición, que es uno de los temas más dramáticos en el Ecuador. La desnutrición crónica infantil afecta a 1 de cada 4 niños, de 1 a 5 años y, en el caso del sector rural, al 50% de niños hasta los 5 años. En ese sentido, consideramos que la educación también es fundamental y estas brigadas y las comunidades pueden también aportar”.

Entre los mecanismos para fortalecer los espacios de atención primaria destacó el trabajo colaborativo del sector público, desde el Gobierno Central con los GADS y también, el trabajo con las universidades, con las escuelas y  facultades de medicina y de salud pública.

En cuanto a la designación de altos cargos en el sistema de salud, dijo que «deben ser profesionales de la salud quienes estén a cargo. No solo médicos y médicas, sino también enfermeros, enfermeras, obstetras, salubristas, epidemiólogos. En todas las profesiones sanitarias hay personas preparadas para ejercer estos cargos de liderazgo. Entonces, tenemos que profesionalizar las carreras de administración de la salud. En este sentido, las universidades, las distintas facultades, de administración y de salud, deben unirse y crear estas carreras. Necesitamos personas que conozcan la salud pública, pero que también tengan capacidades de administración y de gestión de los recursos”.

Al ser consultada sobre la posibilidad de descentralizar los temas de salud en las provincias, al darse brotes o situaciones específicas como ha sido el caso de la malaria, dijo que «es importante que haya descentralización y desconcentración, a través de acuerdos desde el Ministerio de Salud Pública con instancias locales, ya sea a través de los Gobiernos Autónomos Descentralizados o de otras instancias como las universidades y las facultades especializadas en esa materia”.

Al concluir su intervención reiteró que “el  Plan de Gobierno de la ID está basado en la Ética del cuidado, es decir en cuidarnos unos a otros y, sobre todo, unas a otras».

«Consideramos que el tema de la salud no es solamente un tema de atención y curación, sino un tema de prevención. En ese sentido, hay muchos otros temas que no son solamente los relacionados con enfermedades, sino con la prevención, como por ejemplo la soberanía alimentaria, una adecuada nutrición, el deporte y la salud mental» enfatizó María Sara.

Hizo referencia a que, antes de la pandemia, había ya un 30% de la población, en Ecuador, que sufría depresión o muchas otras enfermedades relacionadas con la salud mental y consideró que seguramente, durante la pandemia, esto se ha disparado. Destacó además que «los temas de violencia intrafamiliar y de género también deben ser atendidos; que se han disparado os datos de embarazo infantil y adolescente y que no hemos resuelto el tema de la desnutrición crónica infantil y la mortalidad materna».

Finalmente, María Sara resaltó que Ecuador «necesita un Plan Decenal de Salud, necesita políticas de Estado y no de gobierno y peor de ministro». Recordó que en la Izquierda Democrática, en el gobierno del doctor Rodrigo Borja, con el doctor Plutarco Naranjo, se contó con un Plan Decenal de Salud. En ese sentido, «acogemos la propuesta del Acuerdo Nacional por la Salud, de tener un Plan Decenal y después planes y políticas de Estado al 2050” concluyó.

Mira el Diálogo completo, aquí:

https://www.facebook.com/DelDichoAlDerechoEC/videos/870939673740449

Conoce a las organizaciones adherentes al Acuerdo Nacional por la Salud “Del Dicho al Derecho”:

Corporación Kimirina

Fundación para la Investigación y Gestión en Servicios de Salud,

Coalición Mujeres Ecuador,

Asociación Ecuatoriana de Gerentes de Servicios de Salud

Nosotras por la Democracia

Fundación Niñez y Vida

El Acoso Escolar Duele «Grupo Rescate Escolar»

Fundacion Octaedro

Fundación Pachamama

Fundación Ecuatoriana Equidad

Observatorio Social del Ecuador – OSE

Red ALAS

Sociedad Ecuatoriana De Microbiología

Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública

Comparte en tus redes sociales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *